Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies.

Relleno de Arrugas

Relleno Arrugas

El relleno de arrugas permite combatir tanto las arrugas como los surcos. Las substancias de relleno, ya sean reabsorbibles o no-reabsorbibles, son muy seguras y, tras el tratamiento, la zona quedará visiblemente más lisa, rejuvenecida y más luminosa.

El envejecimiento es un proceso natural que va instaurándose de forma paulatina, sujeto a factores personales de tipo genético y a otros de carácter externo, como por ejemplo la exposición al sol y a los climas extremos.

El paso del tiempo sobre la piel hace que esta pierda elasticidad y tersura, con la aparición de finas arrugas, que con el paso de los años desembocan en arrugas más profundas. Con el tiempo, la atrofia de la grasa subcutánea produce la aparición de surcos.

Estos cambios son cada vez más acusados hasta que aparece otro signo más del envejecimiento; la flacidez.

Para combatir las arrugas en cualquiera de sus fases contamos con las substancias de relleno; capaces de combatir con éxito tanto arrugas como surcos.

 

En la actualidad, existen muchos materiales de relleno y cada año la industria médica nos sorprende con nuevos avances. Básicamente, las substancias de relleno se dividen en dos grandes grupos: Implantes Reabsorbibles y No-reabsorbibles.

La batalla entre estos dos grupos de implantes se inclina a favor de los implantes reabsorbibles, ya que además de presentar un enorme nivel de seguridad, no condicionan otros tratamientos futuros que se deseen realizar.

Los Ácidos Hialurónicos de última generación son sin duda la máxima expresión de los implantes reabsorbibles. El ácido hialurónico de hoy en día es más seguro y dura más tiempo (hasta 9 meses). El Restylane es uno de los más utilizados.

Los implantes No-reabsorbibles se utilizan en arrugas y surcos más profundos (surcos naso genianos, comisuras labiales,...).

El tratamiento, en ambos casos, se realiza mediante la introducción de una fina aguja en la base de la arruga o del surco, rellenando desde abajo hacia arriba. Habitualmente no se precisa ningún tipo de anestesia y la sesión suele durar alrededor de 20 minutos.

Tras la realización del relleno, la zona tratada lucirá de nuevo la luminosidad y tersura perdida con el tiempo.

Última actualización: 31/03/2014

Volver
Solicita información
  • Escoge tu mejor opción:
¿Dónde estamos?

Descubre dónde encontrarnos más cerda de ti.

¡Ayúdanos a mejorar!

Sugerencias y reclamaciones de Opción Médica.