Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies.

Peelings Químicos

Peelings

El Peeling químico elimina las antiestéticas manchas y los primeros signos de envejecimiento de la piel causados por la edad o por una excesiva exposición al sol. El Peeling Químico exfolia la piel mediante una abrasión química y ofrece unos resultados sorprendentes.

El devenir del tiempo, la exposición al sol, los factores ambientales, comienzan a dejar secuelas sobre la piel. Aparecen las manchas y se empieza a perder la uniformidad en la coloración de la piel. Estos signos nos indican que estamos ante el inicio del envejecimiento y desgaste de nuestra piel.

Los tratamientos abrasivos proporcionan una exfoliación más o menos profunda de la piel y permiten eliminar manchas, así como pequeñas y finas arrugas. Los beneficios del peeling químico: una piel más luminosa, de aspecto más joven y sin manchas.

Peelings químicos

Según su penetración, clasificaremos los peelings en superficiales, medios o profundos; y según su naturaleza en físicos (dermoabrasión, láser), o químicos.

Habitualmente utilizamos tratamientos abrasivos químicos más conocidos como Peelings químicos. El producto químico utilizado en el peeling, la concentración del mismo, el tiempo de aplicación, determinará el grado y profundidad de su acción.

Usamos habitualmente los peelings en regiones como cara, escote, codos, manos y espalda. Estos peelings pueden combinarse con tratamientos IPL de luz pulsada que ayudará a conseguir una mejoría superior en la textura de la piel.

El médico debe determinar, en cada paciente, el tipo de peeling que debe aplicar en función del tipo de piel y de la profundidad de las manchas y arrugas.

Tras la aplicación del peeling, se produce un enrojecimiento, que será mayor cuando más profundo sea en su aplicación. Su duración estará en consonancia con la concentración y la profundidad de acción.

A partir del segundo o tercer día comienza la descamación, que puede durar hasta una semana después de haber realizado el tratamiento. La descamación será más o menos profunda en función del tipo de peeling utilizado.

Última actualización: 31/03/2014

Volver
Solicita información
  • Escoge tu mejor opción:
¿Dónde estamos?

Descubre dónde encontrarnos más cerda de ti.

¡Ayúdanos a mejorar!

Sugerencias y reclamaciones de Opción Médica.